« Principal/Lo último publicado | Pendiente para septiembre » | Corral de Comedias » | La paquetería pide su sitio con 10 años de retraso... » | "El Grupo" » | Apagón postal (CCOO Euskadi) Abril 2010 » | Verbenas y ver estrellas » | AENA: tenemos un problema » | La f-aena » | ¿Controlando? » | Las torres más altas »

Fábula de los tres colegas

.






Varapalo del Supremo a los sindicatos
por actuar contra empleados de Correos

intereconomía.com
14.09.10



El Gobierno británico pone en venta el servicio público de correos
elpais.com
10.09.10



Deutsche Bank amplía 9.800 millones de capital
para cumplir con Basilea III y comprar Postbank

elconfidencial.com
13.09.10






.

Etiquetas:

dw-world.de/ en español
11.09.10


Europa al día
Privatizarán el servicio postal en el Reino Unido


El "Royal Mail", el servicio de correos del Reino Unido, será puesto en manos privadas para evitar el colapso debido a la mala situación económica que atraviesa, según anunció la noche del viernes el ministro de Economía británico, Vince Cable. Los planes concretos serán presentados en las siguientes semanas, señaló Cable. "'Royal Mail' hace frente a una serie de desafíos potencialmente mortales: "el descenso del envío de correos, pocas inversiones, poca eficiencia y pesados compromisos de jubilación", apuntó el ministro. Las oficinas no se verían afectadas por la medida y seguirían perteneciendo al Estado. El Gobierno de coalición entre conservadores y liberales tomó la decisión después de recibir un informe sobre la precaria situación de la empresa postal. El anterior Gobierno, dirigido por el Partido Laborista, planeaba ya el año pasado una privatización parcial, aunque descartó finalmente el paso. Cable habló de una posible venta de acciones tanto a inversores externos como a empleados de "Royal Mail". El Estado, destacó el ministro, asumirá el pago de pensiones. La cúpula directiva de la empresa, por su parte, señaló que se avanza con el proceso de modernización, pero que "Royal Mail" necesita capital para mantener los amplios servicios que ofrece. Los sindicatos anunciaron su oposición a la privatización.

intereconomía.com
La Gaceta
14.09.10




Varapalo del Supremo a los sindicatos por actuar contra empleados de Correos


Condena a la empresa pública a pagar cuatro millones de indemnización. La compañía pactó con los sindicatos perjudicar a un colectivo de trabajadores interinos.


El Tribunal Supremo ha censurado la aparente connivencia entre Correos y los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, que acabó ocasionando serios perjuicios a un colectivo de trabajadores interinos de la empresa pública.

Por esa razón, el Alto Tribunal condenó el pasado 13 de julio a Correos a indemnizar con 3,9 millones de euros a 159 trabajadores que se sufrieron las consecuencias de los pactos “discriminatorios” y “contrarios a la Constitución” que la compañía suscribió con las centrales mayoritarias y con CSIF en febrero de 2004.

Con esta sentencia, el Supremo pone fin a un largo procedimiento judicial que se inició precisamente cuando el acuerdo entró en vigor, en mayor de 2004, recién llegado el PSOE al Gobierno. El conflicto judicial fue iniciativa de un sindicato minoritario que cuenta con 13 delegados sindicales en la delegación de Correos en Barcelona, SiPcte-Usoc, que animó a los 159 perjudicados a demandar a la compañía.

Sociedad anónima
En 2001, Correos y Telégrafos se convirtió en una sociedad anónima pública. Inmediatamente, intentó sacar partido de su nueva naturaleza jurídica y empezó a abusar de la contratación de interinos a los que hacía rotar de forma irregular para evitar convertirlos en empleados fijos.
El sindicato SiPcte-Usoc empezó a animar a los trabajadores a los que representaba a presentar demandas contra Correos por esas prácticas irregulares, con el objetivo de convertir sus contratos en indefinidos u obtener, en su defecto, una indemnización.

Pero lo que originalmente parecía una demanda para convertir la concatenación de contratos eventuales en uno indefinido acabó con despidos improcedentes, una indemnización y la imposibilidad de volver a trabajar como temporal en la compañía, algo que ninguno de los demandantes había previsto.

Y eso fue posible porque en el convenio colectivo de Correos de 2004, los sindicatos mayoritarios aceptaron incluir una cláusula en la que la empresa, de forma subrepticia, excluía a los trabajadores que hubieran actuado judicialmente contra la compañía de su bolsa de trabajo para temporales. El acuerdo sería renovado en el convenio colectivo que empresa y centrales sindicales firmaron el 26 de septiembre de 2006.

Complacencia
Fuentes conocedoras del conflicto llaman la atención sobre la complacencia de las grandes centrales sindicales con las exigencias de la dirección de Correos. Y destacan que, con anterioridad, la compañía había acordado realizar aportaciones a los sindicatos por valor de más de 390.000 euros al año, parte de los cuales deben ser destinados a acción sindical (240.000 euros) y, el resto, para material de oficina e informática.

intereconomía.com
La Gaceta
14.09.10




Varapalo del Supremo a los sindicatos por actuar contra empleados de Correos


Condena a la empresa pública a pagar cuatro millones de indemnización. La compañía pactó con los sindicatos perjudicar a un colectivo de trabajadores interinos.


El Tribunal Supremo ha censurado la aparente connivencia entre Correos y los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, que acabó ocasionando serios perjuicios a un colectivo de trabajadores interinos de la empresa pública.

Por esa razón, el Alto Tribunal condenó el pasado 13 de julio a Correos a indemnizar con 3,9 millones de euros a 159 trabajadores que se sufrieron las consecuencias de los pactos “discriminatorios” y “contrarios a la Constitución” que la compañía suscribió con las centrales mayoritarias y con CSIF en febrero de 2004.

Con esta sentencia, el Supremo pone fin a un largo procedimiento judicial que se inició precisamente cuando el acuerdo entró en vigor, en mayor de 2004, recién llegado el PSOE al Gobierno. El conflicto judicial fue iniciativa de un sindicato minoritario que cuenta con 13 delegados sindicales en la delegación de Correos en Barcelona, SiPcte-Usoc, que animó a los 159 perjudicados a demandar a la compañía.

Sociedad anónima
En 2001, Correos y Telégrafos se convirtió en una sociedad anónima pública. Inmediatamente, intentó sacar partido de su nueva naturaleza jurídica y empezó a abusar de la contratación de interinos a los que hacía rotar de forma irregular para evitar convertirlos en empleados fijos.
El sindicato SiPcte-Usoc empezó a animar a los trabajadores a los que representaba a presentar demandas contra Correos por esas prácticas irregulares, con el objetivo de convertir sus contratos en indefinidos u obtener, en su defecto, una indemnización.

Pero lo que originalmente parecía una demanda para convertir la concatenación de contratos eventuales en uno indefinido acabó con despidos improcedentes, una indemnización y la imposibilidad de volver a trabajar como temporal en la compañía, algo que ninguno de los demandantes había previsto.

Y eso fue posible porque en el convenio colectivo de Correos de 2004, los sindicatos mayoritarios aceptaron incluir una cláusula en la que la empresa, de forma subrepticia, excluía a los trabajadores que hubieran actuado judicialmente contra la compañía de su bolsa de trabajo para temporales. El acuerdo sería renovado en el convenio colectivo que empresa y centrales sindicales firmaron el 26 de septiembre de 2006.

Complacencia
Fuentes conocedoras del conflicto llaman la atención sobre la complacencia de las grandes centrales sindicales con las exigencias de la dirección de Correos. Y destacan que, con anterioridad, la compañía había acordado realizar aportaciones a los sindicatos por valor de más de 390.000 euros al año, parte de los cuales deben ser destinados a acción sindical (240.000 euros) y, el resto, para material de oficina e informática.

La sentencia del Supremo cierra un proceso que, paso a paso, ha ido dando la razón al colectivo de trabajadores interinos que se vieron perjudicados por los acuerdos entre Correos y los sindicatos mayoritarios. El primer fallo judicial contra Correos se produjo en 2008, cuando el juzgado de lo social número 31 de Barcelona condenó a la empresa a indemnizar con 1,8 millones de euros a los 159 trabajadores que habían demandado a la compañía.

Desde entonces, casi todas las decisiones judiciales han coincidido en afear la actitud tanto de los sindicatos como de Correos. El Supremo ha refrendado ahora esos planteamientos.

Para los responsables del sindicato SiPcte-Usoc, el fallo del Supremo supone una clara censura a las direcciones de los sindicatos mayoritarios porque consideran imposible que los delegados sindicales de las centrales en la compañía hubieran firmado esos acuerdos sin el conocimiento de sus superiores jerárquicos. No en vano, señalan las mismas fuentes, el acuerdo afectó a más de 6.000 trabajadores eventuales de Correos en toda España. Y, lo más importante, Correos es para las centrales mayoritarias una importante fuente de ingresos.

Publicar un comentario

Comentarios enlazados a este post

Crear un enlace

Archives

Links

eXTReMe Tracker