« Principal/Lo último publicado | Novi@s a la fuga (RRHH) » | Más Vídeos... Manifestación 16 Feb. 2008 » | Concentración Madrid 16-Feb-2008 » | Algo va oliendo cada vez más a podrido... » | Plataforma: Madrid 16 de Febrero 2008 » | Puestos Tipo: "Entre todos la mataron y ella sola ... » | El SMS certificado, enemigo con el Email certifica... » | Cartero Motorilo y a mucha honra :-) » | ...pues no velar es summo desatino, viendo pelar l... » | Concentración 16 de Febrero - Cibeles »

Plataforma: Asamblea Estatal 24 Feb.08 Madrid

.





.

cincodias.com
20.02.08


Visión de la industria postal en 2012


El sector postal lleva demasiados años en una situación que nos atrevemos a calificar como de convulsa. Convulsiones que se empezaron a manifestar, desde el mismo momento en que se empezaron a cuestionar los monopolios que mantenían los servicios públicos estatales.

¿Actualmente se han paliado, reducido o finalizado estas convulsiones? A pesar de las innumerables medidas que se han adoptado, como son, la transformación del estatus jurídico de los operadores públicos postales, pasando de ser órganos de las administraciones centrales, a ser sociedades anónimas con mayor o menor participación estatal en su capital; o las potentes inversiones en tecnologías propias de la industria postal, así como en tecnologías nodrizas; o la creación de holdings empresariales, para empezar a actuar en otros sectores afines al mercado postal, las dificultades para tener un papel protagonista en el sector de la paquetería; nadie ha conseguido resolver la ecuación Servicio Público-Negocio.

Con todo esto, no se han terminado las convulsiones, probablemente por que se han atendido más los síntomas del problema que las causas que lo provocan.

Los correos han respondido con comportamientos que, a grandes rasgos, son los siguientes: en lo relativo a su mercado interno, en general una defensa a ultranza de sus elevadas cuotas de mercado en productos postales tradicionales (cartas de entre 20 y 50 g), que les han reportado y les reportan suficientes ingresos, para mantener sus elevados costes fijos, sus inversiones, para afrontar la inevitable liberalización y que además, en general, son necesarios para la prestación del Servicio Público Universal.

En el mercado internacional, basándose en un concepto de nuevo cuño, que han dado algunos en denominar coopetición, es decir, una mezcla entre cooperación y competición, y que en realidad no es más que 'para aquellos productos postales donde yo no poseo red de distribución en el país de destino del envío coopero, y en aquellos productos en los que yo puedo crear mi propia red de distribución en destino compito'. Pero nadie ha definido durante cuánto tiempo y con qué productos coopero y a partir de qué momento y con qué productos empiezo a competir.

¿Cómo se puede reaccionar ante esta situación? Indudablemente aprovechando los elementos diferenciales que tienen los correos. Su notoriedad de marca. Aprovechar sus históricas infraestructuras. La demanda universal latente de servicios postales, que, en según qué entornos, ya ha aflorado y en otros, con una pequeña dosis de decisión, puede aflorar. Sus estructuras de costes fijos que les permiten con poca inversión ser más eficientes y, en consecuencia, tener incrementos de productividad nada desdeñables. Las relaciones internacionales que por las propias reglas del negocio postal, ya están abiertas y permiten nuevas sendas de ingresos.

Pero para que esta capacidad de emplear los elementos diferenciales expuestos anteriormente tengan éxito, desde nuestro punto de vista, es necesario que se realicen previamente una serie de acuerdos y acciones entre todos los actores implicados (sector público, sector privado, sindicatos, empresas colaboradoras de correo y preparadoras de correo, empresas suministradoras de materias primas, etc.) y cambios en la cultura organizacional de los operadores públicos.

En primer lugar, es preciso que se cierre el debate del Servicio Público Universal, definiendo un modelo, consensuando sus límites y calculando su coste. En segundo lugar, que los operadores públicos tienen que entender, que aferrarse a la alta cuota de mercado que tienen en los productos postales tradicionales, les procurará dificultades en un futuro no sabemos cuánto de lejano.

Una vez dados estos pasos en el mercado nacional, los operadores públicos habrán sembrado la semilla del incremento de la productividad. Las altas inversiones que se han realizado en los últimos años servirán, no sólo para mejorar su calidad y ser más eficientes, sino también para que potencien crecimientos en otros sectores, como las telecomunicaciones, el sector financiero, las tecnologías nodriza (software informático, códigos de barras, rfid), papelería, productos de conveniencia, distribución de mercancías, comercio electrónico, entre otros. Y para que puedan hacer parcialmente el camino inverso, nos referimos a actividades que por falta de respuesta pública pasaron a ser realizadas por el sector privado, que podrían volver a ser desempeñadas por el sector público postal, aportando mayor seguridad a los usuarios, por ejemplo en el mercado de las remesas de dinero internacionales. Sería importante dar ese paso previamente a su bancarización. Y los nuevos entrantes en el mercado postal, contarán con su espacio de participación claro en el mercado interno.

Esta es nuestra visión. Cómo nos gustaría ver esta industria, pero también tenemos la certeza racional de que esto es inviable sin que todos los intervinientes en este importante sector económico, pongan altas dosis de consenso, valentía y determinación para llevarlo a cabo.

Germán Domínguez Adrio /
Ángel Gómez Cabrero

Domínguez Adrio es director de la División de Oficinas de Correos y

Gómez Cabrero es jefe de unidad de Desarrollo de Red de Oficinas

¿Industria postal?

¿Terminología inductiva?

galiciae.com
20.02.08


Touriño asegura que no habrá despidos de carteros rurales


El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, negó que exista disminución del servicio postal en el rural gallego asegurando que la única novedade con el nuevo decreto es la instalación de 'cajas de correos' concentradas en zonas residenciales.

Además, aseguró que este decreto no afectará al empleo de los 1.200 carteros rurales que existen en Galicia -al contrario de lo que indican los posibles afectados- y que “no hay ningún dato objetivo” para derivar un empeoramiento del reparto en la comunidad.

Así, recordó las palabras del director de Correos, José Damián, quien dijo en Galicia que el cartero "seguirá llamando a la puerta" de los usuarios tanto en la comunidad gallega como en el resto de España. Por lo tanto "debe quedar claro que é falso que os cidadáns teñan que ir á oficina de Correos a recoller a súa correspondencia”, dijo Touriño.

Aymerich: 'perjuicio para 445.000 gallegos'
En respuesta a una pregunta del BNG en el pleno, insistió en que la nueva normativa para garantizar el servicio postal, que entró en vigor el pasado mes de mayo, "non supón ningunha modificación ou recorte de dereitos" y tampoco afecta a las aldeas y demás núcleos de población en zonas rurales.

Explicó que “incluso las viviendas aísladas o situadas en contornos diseminados tampoco se verán afectadas, salvo que se encuentran a más de 250 metros de una vía utilizable por los servicios públicos”.

A este respecto, el diputado del BNG Carlos Aymerich citó datos del Ministerio de Fomento para asegurar que en esta situación están 445.000 gallegos por lo que "no se puede desbaratar por medidas como esta" que, según apuntó, podría afectar al empleo de hasta 400 carteros.

El presidente reiteró que se no pretende modificar el criterio de reparto a domicilio y que aunque puede existir alguna "dificultad puntual", la Xunta va exigir el cumplimiento de la norma para que no actúe en perjuicio del correo rural.

CC.OO, sin confianza
El sindicato CC.OO. asegura que no se puede garantizar el mantenimiento de los empleos de los carteros en Galicia si no se negocia el decreto postal que entró en vigor el pasado mes de mayo. A él se sumará la completa liberalización del servicio en el año 2011, en virtud de una normativa europea que está en la fase final de su tramitación.

El responsable del sector Postal de CC.OO de Galicia, José Manuel Ramos Varela, salió al paso de las afirmaciones de Touriño, y manifestó que "nosotros no podemos garantizar que el decreto no afecte al empleo, y creo que él tampoco".

El sindicato se reúne este miércoles en el Parlamento con los representantes de todos los grupos parlamentarios, a los que transmitirá su inquietud por cómo afectará la liberalización total a Correos en Galicia.

elcorreogallego.es
20.02.08


Touriño garantiza que el decreto postal no recortará derechos ni afectará al empleo de los carteros rurales

Asegura que la Xunta estará "vigilante" para un servicio "de mayor calidad sin disminuir el servicio en los núcleos rurales"

E.P.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró hoy que "no hay ninguna modificación o recorte de derechos" para los usuarios derivada del decreto postal aprobado por el Gobierno y garantizó que "no afectará para nada al empleo y a los 1.200 carteros rurales de Galicia".

En respuesta a una pregunta del BNG en el Parlamento gallego, Touriño recordó que la norma aprobada por el Ejecutivo entró en vigor el pasado 10 de mayo y destacó que "no existe ningún dato objetivo del que se derive un empeoramiento del servicio" desde entonces.

El portavoz del Grupo del BNG, Carlos Aymerich, había explicado que el decreto prevé que en entornos especiales, con viviendas aisladas a más de 250 metros de una vía de comunicación, las cartas puedan ser depositadas en buzones comunitarios, con lo que "445.000 gallegos van a ser privados de la entrega en su domicilio".

Asimismo, el diputado nacionalista aseguró que 400 carteros rurales de Galicia se pueden quedar sin empleo y destacó la labor de estos profesionales, "elemento fundamental de cohesión territorial y social". Así, consideró que el decreto puede suponer "un paso atrás muy importante en una estrategia fundamental comprometida en el pacto de gobierno: el equilibrio territorial".

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo gallego insistió en que está "completamente descartado que pueda afectar al empleo" y trajo a colación las declaraciones del presidente de Correos, José Damián Santiago, quien garantizó que "los carteros de Correos seguirán llamando a la puerta de los destinatarios de correos, vivan en ciudades o en casas diseminadas".

En esa línea, Touriño explicó que la instalación de buzones concentrados no afectará al medio rural, sino a alguna urbanización de nueva construcción. Así, concluyó que si bien "puede existir alguna dificultad puntual", la Xunta estará "vigilante" para que se garantice el cumplimiento del decreto y "un servicio de correos de mayor calidad sin disminuir el servicio en los núcleos rurales".

xornal.com
20.02.08


Touriño asegura que o novo decreto de Correos non afectará ao rural

O novo texto pretende mellorar a calidade do servizo sen recortar ningún dereito no rural nin afectar aos postos de traballo dos carteiros, según do explicou o presidente da Xunta.

O novo decreto de Correos pretende mellorar a calidade do servizo sen recortar ningún dereito no rural nin afectar aos postos de traballo dos 1.200 carteiros rurais que exercen en Galicia. Así o explicou hoxe no Parlamento o presidente galego, Emilio Pérez Touriño, quen asegurou que o obxectivo deste Real Decreto é garantir unha maior calidade nas entregas, sorteando as dificultades que a miudo atopan estes traballadores.

O presidente da Xunta explicou, en resposta a unha pregunta parlamentaria, que este decreto non afecta ás aldeas e demais núcleos da poboación das zonas rurais, independentemente do seu tamaño. “Mesmo as vivendas illadas ou situadas en contornos diseminados tampouco se verán afectadas, salvo que se atopen a máis de 250 metros dunha vía utilizable polos servizos públicos”, engadiu.

Pérez Touriño sinalou que esta norma entrou en vigor en maio do ano pasado e que, desde entón, non existe “ningún dato obxectivo” do que poida derivarse un empeoramento do servizo. “O decreto garante un marco e non se pode imputar á norma hipotéticas modificacións ad futurum. Non cabe facer ningún tipo de especulación nin ten dúbida algunha sobre o alcance do reparto postal, quedando completamente descartado que poida afectar ao emprego sostido pola empresa pública postal”, salientou.

Na mesma liña, o titular do Goberno galego lembrou as palabras do presidente de Correos, José Damián Santiago, nas que confirmaba que o carteiro seguirá chamando ás portas dos usuarios en Galicia e no resto das comunidades autónomas. “Polo tanto debe quedar claro que é falso que os cidadáns teñan que ir á oficina de Correos a recoller a súa correspondencia”, asegurou.

Na súa intervención, Touriño explicou, ademais, que a norma si prevé a instalación de buzóns concentrados nalgunhas novas urbanizacións de Galicia, “como é o caso de Sada”, pero sen afectar á prestación do servizo no eido rural. “De feito, a radicación dos buzóns concentrados fixarase mediante o diálogo cos concellos e asociacións de veciños, en lugares accesibles e de paso moi frecuente”, explicou.

O presidente galego sinalou que o seu Goberno é consciente de que pode existir “algunha dificultade puntual” e adiantou que a Xunta estará “vixiante” para esixir que “o espírito e a letra da norma, un servizo de correos de maior calidade sen diminuír o servizo nos núcleos rurais, sexa cumprido”.

Publicar un comentario

Comentarios enlazados a este post

Crear un enlace

Archives

Links

eXTReMe Tracker